Beneficios del omega 3 para la salud

Rate this post

El consumo de ciertos nutrientes promueve el mantenimiento de una buena salud. Las fuentes de omega-3 son un buen ejemplo; ¡inclúyalos en su dieta!

¿QUÉ SON LOS OMEGA-3?

Los ácidos grasos omega-3, comúnmente conocidos como omega-3, son cada vez más populares en los medios de comunicación. Sin embargo, el que puede describir con precisión su función y sus beneficios para la salud es muy inteligente! Por lo tanto, los ácidos grasos omega-3 forman parte de los ácidos grasos, que pertenecen a la gran familia de los lípidos. Estos últimos son esenciales para las células del cuerpo y son esenciales para el funcionamiento adecuado de muchos procesos en el cuerpo. Los omega-3 se llaman “grasas buenas”.

Hay tres tipos principales de omega-3:

  • ácido graso alfa-linolénico (ALA);
  • ácido graso docosahexaenoico (DHA);
  • ácido graso eicosapentanoico (EPA).

El ALA es un ácido graso esencial que su cuerpo es incapaz de producir. Por lo tanto, debe incluirlos en su dieta. Sin embargo, el cuerpo puede producir cantidades muy pequeñas de EPA y DHA a partir de LPOA. Por lo tanto, es crucial consumir también alimentos ricos en DHA y EPA.

LOS BENEFICIOS DE LOS OMEGA-3

Los ácidos grasos omega-3, particularmente el DHA y el EPA, son conocidos por sus múltiples efectos positivos en la salud cardiovascular:

  • Reducen el nivel de colesterol malo.
  • Aumentan el nivel de colesterol bueno.
  • Evitan la formación de coágulos sanguíneos que pueden bloquear ciertos vasos.
  • Tienen un efecto protector y antiinflamatorio en las paredes de las arterias.
  • Reducen la presión arterial (presión).
  • Estabilizan el ritmo cardíaco.

Además de sus efectos sobre la salud cardiovascular, sabemos que también mejoran:

  • el estado de ánimo;
  • concentración;
  • la memoria;
  • la visión.

Según algunos estudios, también tendrían efectos positivos en las siguientes áreas:

  • tratamiento de la artritis reumatoide;
  • prevención de la enfermedad de Alzheimer;
  • prevención de ciertos cánceres;
  • etc.

PESCADO EN LA CARTA

Para obtener todos los beneficios de los omega-3, se recomienda comer al menos 150 gramos de pescado por semana, que es una porción dos veces por semana. Esto le proporcionará 0.3 a 0.5 gramos de EPA y DHA por día. Los pescados con un alto contenido de omega-3 son pescados grasos de mares fríos, tales como:

  • el salmón;
  • atún;
  • arenque.

Los pescados y mariscos menos grasos pero ricos en omega-3 incluyen el bacalao, el abadejo, la solla, los camarones, los mejillones, las vieiras, el atún enlatado, las sardinas, las truchas arco iris y el eperlano.

El pescado contiene tanta proteína como la carne. Generalmente es bajo en calorías y también contiene muchos minerales esenciales como fósforo, magnesio, zinc, cobre, hierro, selenio y yodo. ¿Le preocupa su salud? Adopte hábitos alimenticios saludables y añada pescado a su menú regularmente!

OTRAS FUENTES DE OMEGA-3

¿No es el pescado una de tus comidas favoritas? Afortunadamente, los omega-3 se encuentran en muchos otros alimentos. Un tipo específico de omega-3, el ALA proviene de una fuente vegetal. El aceite de linaza, soja o canola, nueces, linaza y soja son buenas fuentes de este tipo de omega-3. Además, muchos alimentos están ahora fortificados con ácidos grasos omega-3 como la leche, los huevos, la margarina, el yogur y el pan.

Los suplementos de omega-3 también están disponibles en el mercado. Su uso se considera generalmente beneficioso y seguro. Sin embargo, estos suplementos pueden causar ciertos efectos secundarios como náuseas, dolores de estómago, eructos (“eructos”) o mal aliento. Tomarlas con alimentos minimiza estos inconvenientes. Además, pueden no ser adecuados para las personas que usan ciertos medicamentos anticoagulantes. Consulte a su farmacéutico para tomar una decisión informada.

Hay muchas razones para incluir el pescado y otras fuentes de omega-3 en sus comidas! Ahora le toca a usted decidir cómo hacer de ellos una parte más importante de su rutina alimenticia. Use aceite de canola o de soya con más frecuencia para cocinar. Agregue semillas de lino o nueces molidas al yogur, mezclas para panecillos o cereales para el desayuno. Deje volar su imaginación por el bien de su salud!

Reply